Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, consideró que el pacto de paz laboral firmado ayer por representantes sindicales, sectores empresariales y Gobierno, impedirá el colapso de la economía estatal por huelgas y confrontaciones de líderes sindicales que puede arrojar la nueva reforma laboral.

“Tenemos que entender que, en esa nueva ruta de trabajo para construir este nuevo sindicalismo, los riesgos y peligros son enormes, por eso cerramos filas. En Jalisco no va a ganar la discordia y la confrontación”, insistió Alfaro.

En el mismo orden de ideas, el secretario de Trabajo Marco Valerio Pérez consideró que la Reforma Laboral es corta en sus alcances, los cuales se subsanarían con el pacto estatal antes mencionado.

“Lo más importante es proteger la fuente de empleo, por supuesto, respetando los derechos de los trabajadores, pero que no haya un esquema de incertidumbre y engaño donde organizaciones sindicales puedan ofrecer cosas que son incumplibles solo por agremiar, o cosas que la misma fuente de trabajo no pueda realizar por su circunstancia económica”, afirmó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.